ENCUENTRA TU EXPERIENCIA
 

Cuídate en casa: cuatro mascarillas caseras para distintos tratamientos

rejuvenecimiento facial madrid

Cuídate en casa: cuatro mascarillas caseras para distintos tratamientos

Cuidarse la piel no tiene por qué ser caro. Cada vez más tratamientos y cremas faciales tienen como componente principal ingredientes naturales, dejando a un lado los productos químicos, conservantes y colorantes. Con las mascarillas ocurre lo mismo.

No tiene por qué recurrirse a productos que valen decenas de euros, sino que se pueden utilizar ingredientes fáciles de encontrar en los supermercados. El empleo de unos u otros dependerá del resultado que se quiera obtener.

En Los Nogales: Spa en Madrid nos preocupamos por el cuidado estético de nuestros clientes. Por eso, durante las semanas en las que nuestros centros se encuentran cerrados por la expansión del coronavirus, os proponemos una serie de trucos de belleza caseros para no dejar de cuidarse durante el confinamiento hasta nuestra reapertura.

Mascarillas para tener buena cara

Si tu problema es que descansas poco, duermes mal o sufres de estrés, y debido a eso sueles tener mala cara, tu ingrediente principal es la miel. La miel es un alimento rico en sales minerales, vitaminas y aminoácidos, por lo que contiene propiedades calmantes, antibióticas y purificantes.

Para elaborar las mejores mascarillas para tener buena cara necesitarás una clara de huevo, una cucharada de miel, media cucharada de zumo de limón y una cucharada de yogur o de crema.

Primero se bate la clara de huevo, luego se añade la miel y el zumo de limón y, por último, se incorpora el yogurt. Se mezcla todo hasta conseguir una pasta homogénea. Una vez hecho, se aplica sobre la cara y se deja actuar durante 15 minutos. Pasado este tiempo, se aclara la zona con agua.

Efecto iluminación

Si lo que quieres es darle un extra de luminosidad a tu piel, tu ingrediente ideal es el pepino ya que, debido a la gran cantidad de agua que contiene, hidrata la dermis, la limpia y le proporciona brillo. Además, gracias a su contenido en vitamina C, la purifica.

Para preparar la mascarilla necesitarás medio pepino pelado y un yogur. Lo primero que debes hacer es pelar el pepino para evitar los pesticidas que suelen estar en su superficie y triturarlo. Luego se mezcla con el yogur. Cuando se haya conseguido una pasta homogénea, aplícala sobre el rostro y déjala actuar alrededor de 15 minutos.

Efecto nutrición

Por otro lado, si tu problema es por falta de nutrición en el cutis, tu mascarilla debe estar compuesta de aguacate y plátano. ¿Por qué? El aguacate es rico en proteínas y vitaminas A, B y E, por lo que hidrata y protege la piel de las agresiones externas. Por otro lado, el plátano la suaviza, la nutre y la regenera.

De este modo, para preparar estas mascarillas necesitarás medio aguacate maduro, un plátano y una cucharada de miel.

Lo primero que se debe hacer para elaborarla es triturar el aguacate y el plátano juntos hasta obtener una mezcla homogénea. Cuanto esta ya esté hecha, se añade la miel y se mezcla. Una vez lista, se aplica sobre el rostro y se deja actuar durante 10 minutos.

Luminosidad al rostro

Si tu problema es la falta de luminosidad en el rostro, tus ingredientes estrella son el yogur y la avena. Y es que las vitaminas del grupo B y los minerales presentes en la avena tienen propiedades calmantes y suavizantes. Además, el yogur, exfolia, hidrata y alisa la piel al mismo tiempo que renueva las células de la dermis y, por lo tanto, aporta luminosidad al rostro.

Para elaborar esta mascarilla se necesita media taza de agua caliente, un tercio de una taza de copos de avena natural, dos cucharadas de yogur natural y, si se quiere, una clara de huevo.

Lo primero que hay que hacer es mezclar el agua caliente con los copos de avena y esperar 3 minutos para que los copos absorban el agua y se hinchen. Posteriormente, se añade el yogur y la clara de huevo. Una vez lista la mezcla, aplica una capa gruesa sobre la piel y déjala reposar durante 15 minutos y posteriormente aclara la zona con agua.

En definitiva, si tu problema es alguno de estos, puedes hacerte alguna de estas marcarillas caseras. La ideal dependerá del objetivo que quieras conseguir.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies